SANTANA

Les llumisaes del meudía atrovaben el paisaxe. Primero, la carretera amatagada tres les cases desgorrotaes, y un salgar al enfotu d’enraigonar nel vientu. Cabu la puente, un gallaríu de guajes.

Hebo un arume de llar que pingaba monotonía de sieglos y piedra mientres venía, posadamente, l’apiancar cansu del cura de Soto, y l’estrafullu del tren de vía estrecha. El gatu tuertu, sollerte, chapiaba nel pielgu onde’l caballu’l diablu xuega a les escondidielles cola trucha, la solombra allegre del ríu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s