CHANUCES

Vienen los recuerdos como enigu fíu de la primavera, rápidos

y cola compaña de xeitos duros,

imprecisos y errantes. Vienen cola l.luriga

conocida polas caras familiares que la muerte

cuantayá tien esgarniao. Vienen nel azul de l’atapecida

al empar que la soledá. Los momentos cuando l’herbizu

yera l’arrecendor de la tierra. El silenciu

baxando p’hacia la vallina ensin tener conseguío imponese,

de la mano d’una borrina mínima prendida nos güechos.

La tía güela que decían sanadora; sentada

ente l’estel.leiru y los pasales últimos de la vida.

Ver aquella l.liria cuasi invisible.

Vienen los recuerdos cuando l’home podría abelugalos,

por aciu d’una inaguardada equivocación, nel estoyu

de los pensamientos; y dalguna vez vienen, violentos,

a llugares onde l’aire esborra horas nel reló de la esistencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s