AJEDREZ

chess

Desde hace un tiempo estoy trabajando en un poemario en lengua castellana, Azul Índigo, donde también incluyo la versión en esta lengua de alguno de mis poemas escritos en asturiano. Es el caso de éste, publicado inicialmente en Decenariu (Trabe, Oviedo/Uviéu, 2005) y después, en los dos idiomas, en Toma de tierra (Trea, Gijón/Xixón, 2010).

Jugar al ajedrez, lejos,

con la compañía de una mujer y un perro,

en una ciudad espantosa, extraña.

Rehacer las estrategias e imaginarlas

en los bárbaros combates de la tribu.

Derramar el licor sobre las frases

y embriagar de invierno la partida.

Haber aprendido por las ventanas

la estadística primordial de la humanidad.

Apurar el pensamiento.

Equivocar el jaque y morir.

Empezar otra vez. Pedir un vaso.

Acariciar una pierna, bostezar

y conversar sobre el pasado inminente.

Querer mucho, quizás sin nostalgia,

sin llegar a saberlo, a la semejanza de un recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s