OTRA POESÍA N’ASTURIANU: DHABIYA KHAMIS

Dhabiya Khamis nació n’Abu Dhabi, Emiratos Árabes Xuníos, en 1958. Estudió Ciencies Polítiques y Filosofía nes universidaes d’Indiana y Washington (EEXX). Dempués fizo Lliteratura Árabe Moderno y Antropoloxía na Universidá de Llondres, na qu’ente 1982 y 1985 dirixó la revista Awraq. Vuelve a Abu Dhabi y encárgase de la redacción cultural de Dubai TV. Tres d’asoleyase la so antoloxía personal en 1985, que ye censurada, prohíbese-y escribir pa los medios estatales y ye encarcelada en 1987. Exíliase en 1988 n’Inglaterra y dende 1991 n’El Cairo, Exiptu, onde foi encargada de les estayes de Muyeres/Familia (1992 al 1997) y Cultura (1997 al 2002) na Lliga Árabe. Anguañu ye embaxadora d’esta entidá, primero en Nueva Delhi, India, y dempués nel Departamentu de Relaciones Esteriores n’El Cairo.

Dende qu’espublizara Jatwa al-Ard en 1980 tien dao a la lluz catorce poemarios más, trés llibros de prosa curtia y cuatro d’estudios culturales y crítica lliterario. Los sos poemes traduciéronse al español, inglés, alemán y frances. D’esta autora y de la obra que tien escrito diz  el poeta siriu Suleman Taufig lo siguiente: «Encarna un fuerte compromisu polos derechos humanos y de la muyer. Na so poesía prevalez una atmósfera de rebelión contra la opresión familiar, social o estatal. Nos poemes de so evoca la neñura, n’especial la infancia d’una rapacina arrodiada por una sociedá patriarcal y mui conservadora. Na so poesía recueye les esmoliciones de la muyer árabe actual. »

Facebook de Dhabiya Khamis

arabiga

Llectua encamentada p’averase a la poesía arábiga contemporaneo:

Gathering the Tide: An Anthology of Contemporary Arabian Gulf Poetry

Si lu amara como una rosa y él fuera una andolina

Home, ámote
y cuasi soi pa odiate.
Yes deséu del día
y yo nueche ensin atapecida.
El mio sangre búscate
como la tierra.
¿Qué-y digo al cuerpu,
que suaña contigo
igual que llate’l corazón?
¿Cúnto-y 
que ye firme como’l filu del cristal,
como’l corazón d’una estrella muerta?

Esquizofrenia

Porque tou ta bien,
quiebro l’espeyu… Nun m’acurioso.

Porque tou ta bien,
el mio mozu nun m’abraza,
nin me regala roses.

Porque tou ta bien,
los neños van de negru,
quemen pación
y d’un caballín de madera faen un fusil.

Porque tou ta bien,
l’únicu oficiu del Oriente
ye la muerte y salvase d’ella.

La neña y la circuncisión

Cumplí siete años,
espantaba los gallos,
xugaba con oveyes
imitaba el cacarexu de les pites,
h.ispiaba llambionaes
y el vistíu de la mio hermana pequeña.
Lleía les revistes del mio hermanu mayor,
esparcí les plumes del almoadón
sobre la so cabeza.
Arrodiáronme siete muyeres vieyes,
el cuchiellu reptó p’hacia la mio flor,
al manar el sangre,
les muyeres canturriaben.
Mio hermana miróme asustada.
Y yo, ya nun espanté gallos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s