Anna Ajmátova sigue amando a Isaiah Berlin en Komarovo

1945, Fontanny Dom. La mesina, trés sielles, y sobre la estufa un dibuxu d’ella deitada, que-y ficiera Modigliani. Naquel cuartu conoz una  llibertá mínima cabo Isaiah. Yá tenía cincuenta años, él dieciséis menos. Ella sentárase nun requexu. Él n’otru. Ella falaba y desiguida él retrucaba. Amáronse tola nueche ensin tocase, ella llexendaria, él inespertu. Por esa nueche’l Partíu Comunista de la Unión Soviética llamaríala “puta y monxa”, y sapozaría-y la vida. En 1965 volvió a Inglaterra. Él taba casáu; ella, sola y vieya. Morrería al poco. Pero na so tumba de Komarovo inda sigue amando, col rixu d’unos versos: Cuando sientas el truenu recordarásme y quiciás pienses qu’amaba la tormenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s